Historia de Milenio

La Iniciativa Científica Milenio (Milenio) surge de la reunión convocada en Santiago por S.E. el Presidente de la República Don Eduardo Frei Ruiz-Tagle (“Lograr la Globalización del Descubrimiento”, 3 y 4 de junio, 1998), a la que fueron invitadas 12 destacadas personalidades mundiales de los sectores público y privado en el ámbito de la ciencia y la tecnología. Asistieron líderes como el Dr. Kun Mo Chung, artífice del despegue de Corea en Ciencia y Tecnología; Charles Simonyi, Director Científico mundial de Microsoft; Bruce Alberts, Presidente de la Academia de Ciencias los Estados Unidos; William Stewart, Asesor Científico del Gobierno Británico; entre otros. Participaron también los Ministros de Ciencia y Tecnología de Brasil y de Argentina, además de destacados representantes de la comunidad científica nacional. Estas personalidades entregaron valiosos aportes y apoyaron decididamente la materialización de una iniciativa de esta naturaleza.

A raíz  de ello se comenzó a trabajar con el Banco Mundial y consultores extranjeros en la elaboración de un proyecto para la implementación de Milenio en Chile, programa original dentro del contexto mundial.

Durante el período de creación de la Milenio, la delegación oficial de expertos del Banco Mundial junto a la Comisión Presidencial en Materias Científicas, se entrevistaron en septiembre de 1998 con diversas autoridades del espectro académico y de investigación nacional, tales como el Rector de la Universidad de Chile; el Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile;  el Presidente de la Agrupación de Universidades Regionales; la Presidencia de CONICYT; los presidentes de la Fundación Andes y de la Fundación Chile; y el Director del Programa MECESUP, entre otras, las que valoraron la Iniciativa Científica Milenio como un instrumento válido para contribuir al necesario fortalecimiento del sistema de I+D nacional. El programa contó en principio con el apoyo financiero del Banco Mundial, a través de un crédito especial (Learning and Innovation Loan) para su implementación.

En enero de 1999 se tomó la decisión de entregar al Ministerio de Planificación (Mideplan) la responsabilidad de llevar a cabo este Programa, sumándose a los esfuerzos que realizan en la materia los Ministerios de Educación, Economía, Agricultura, Minería y otros organismos públicos y privados.

A partir del 1 de enero de 2011, el Programa Iniciativa Científica Milenio deja de formar parte del Ministerio de Planificación y es traspasado al Ministerio de Economía, Fomento y Turismo. El traspaso se fundamenta principalmente en que a partir de la nueva estructura institucional concerniente al desarrollo científico, tecnológico e innovación, recae en dicho ministerio la responsabilidad de dirigir y coordinar el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y sus componentes.

Se pretende de esta forma que la estructura, modelo de gestión y desempeño reconocidamente exitoso de Milenio, tanto en el país como en el extranjero, fortalezca su misión de investigación científica y tecnológica de frontera y formación de recursos humanos altamente especializados, actuando en directa coordinación y complementación con otros componentes del sistema como InnovaChile y Conicyt.

A lo largo de su existencia, el Programa Milenio se ha posicionado como un modelo innovador (Ver opiniones destacadas), con muy buenos resultados (Ver Resultados de las Evaluaciones de Productividad)., y reconocimientos (Ver Premios y Reconocimientos) lo cual ha significado replicar el modelo en otros países en desarrollo.

Liderado por el Comité Interministerial para la Innovación, actualmente Milenio se encuentra coordinándose con las otras instituciones del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación con el propósito de potenciar las iniciativas y lograr el objetivo final, que es el desarrollo social y económico de Chile.