El artículo se publicó en el marco de una colaboración entre este Centro Milenio e investigadores de la Universidad de Edinburgo y la Universidad Cambrigde en Reino Unido.

Hongo en placa

Hongo en Placa. Foto: Alejandro Montenegro

El trabajo desarrollado por investigadores del Núcleo Milenio de Biología Fúngica Integrativa y Sintética, MNFISB, evidenció el rol del magnesio para que nuestros relojes biológicos funcionen apropiadamente, lo cual lleva como consecuencia a que nuestro sistema inmune se mantenga saludable, se prevengan algunos tipos de cáncer así como el riesgo de ataques al corazón.

La investigación se centró en líneas celulares humanas y en un alga unicelular, sin embargo, la colaboración del Núcleo Milenio MNFISB se produce debido a que los mismos análisis aplicados a estos dos modelos biológicos se extiendó a otros organismos multicelulares como lo es Neurospora crassa, uno de los organismos modelos con los que este Centro Milenio trabaja.

La Neurospora es un género de hongos, cuya especia más conocida es la Neurospora Crassa, debido a que es un organismo modelo en estudios de biología circadiana debido a que es de fácil crecimiento y existen herramientas de biología molecular disponibles para un trabajo fácil en el laboratorio.

La experiencia deja en evidencia la importancia de seguir trabajando con modelos como Neurospora crassa para responder a preguntas en temas de relojes circadianos con implicaciones en ámbitos como la medicina o la agricultura.

Puedes revisar la publicación aquí.